Anticonceptivos

Anticonceptivos Orales:

Muchas veces utilizamos los ACOs por costumbre, debido una prescripción de hace años,  por la pereza de acudir al ginecólogo para revisarla o porque nos lo ha recomendado alguien cercano. Pero, seguramente exista alguno que se ajuste mejor a las necesidades de cada mujer.  Dolor, acné, cambios de humor, ausencia de libido… son algunos de los síntomas inherentes al ciclo de menstrual, y todos ellos evitables hoy en día.

Para empezar, una clase rápida de fisiología que nos recuerde como actúa un ACO:

La llegada del óvulo maduro al útero se rige por dos hormonas, la LH y FSH, que son las que se  modifican para controlar y regular dicho proceso, logrando evitar los efectos desagradables ligados al ciclo y poder prever de forma precisa los días de ovulación.

La industria farmacéutica ha sido capaz de desarrollar sintéticamente estrógenos y progestágenos, encargados de regular las hormonas LH y FSH consiguiendo así regular los procesos desagradables de la menstruación.

Todos los ACOs, sean del tipo que sean, se rigen por una pauta diaria, que debe seguirse estrictamente y que pierde la eficacia si se rompe, por ello, hay que tener dos cosas muy claras:

  • No hay riesgo de pérdida de eficacia si la toma se hace 12 h antes de la ruptura de la pauta.
  • Si sobrepasan las 12 h, se debe tomar lo antes posible y continuar de forma normal utilizando otras medidas barrera durante los siguientes 7 días.

Existen también situaciones en las que está contraindicado el uso de ACOS, acude a tu ginecólogo para conocerlos o, si no tienes tiempo, consulta a tu farmacéutico.

 

Debido a la vía de administración de este tipo de anticonceptivo, existe la posibilidad de que aparezcan algunas interacciones con otros fármacos que estés utilizando puntualmente, coméntaselo a tu médico o farmacéutico para que lo tengan en cuenta a la hora de ayudarte.

Dibujo

Como puedes ver, los ACO resultan muy útiles, pero hay que tener en cuenta varios factores a la hora de utilizarlos.  Tu ginecólogo, tu médico de cabecera y tu farmacéutico, te ayudarán a elegir cual es el más apropiado para ti y poder así optimizar su uso. No dudes en consultarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *