Consejos para cuidarte en Navidad

La llegada de la Navidad supone muchos quebraderos de cabeza. Ya vemos las luces navideñas en las calles, los árboles de Navidad en cada rincón y los escaparates de las tiendas anunciando dulces y turrones. Esta época del año no solo es un quebradero de cabeza para pensar en los regalos para tus seres queridos, además hay que intentar controlarse de las continuas ingestas.

Si por algo se distingue la Navidad es por sus comidas cargadas de buenos platos, sus cenas copiosas donde se ingerir mucha comida y bebida, y por esos dulces típicos de estas fechas que no faltan en el postre. Si quieres cuidarte en Navidad, en Farmacia Payno vamos a darte unos consejos para que no regreses a la rutina con unos cuantos kilos de más.

Cómo cuidarte en Navidad

Los excesos alimenticios son un pilar casi fundamental de estas fechas tan señaladas. No podemos evitar comer más de la cuenta con tantas cenas, comidas y reuniones preparadas de amigos o trabajo acordadas con antelación. Si quieres cuidarte en Navidad tienes que controlar la ingesta de alimentos. Puedes probar todos los platos e incluso los dulces típicos, pero sin excederte en las cantidades. Tampoco sirve dejar de comer durante todo el día para después darte el atracón en la cena, intenta comer algo más ligero pero sin abandonar de manera drástica la comida.

Dulces de Navidad

Los excesos de bebida son muy parecidos a los excesos que se cometen con las comidas. Una copa de vino en la cena, un poco de champan para brindar o un vaso de sidra para celebrar la entrada en el año es lo común en este tipo de celebraciones. Intenta evitar los cócteles ya que son bebidas que tienen muchas calorías vacías y son ricos de azucares. Igualmente y bebas lo que bebas, si tiene alcohol recuerda no coger el coche.

El abandono del deporte suele ser algo común en plena época festiva. A pesar de tener más tiempo libre al tener vacaciones, el ejercicio suele ser una actividad relegada a un segundo plano en Navidad. No obstante, Con los atracones navideños y los excesos de comida y bebida en nuestro cuerpo, el deporte se vuelve algo fundamental. Es la pieza clave para equilibrar la báscula y que finalmente no llegues después de las vacaciones con unos kilos de más. Si no te apetece hacerlo al aire libre con el frío invernal, apuesta por lugares aclimatados y cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *