Proteger los labios del frío

El frío ha llegado para quedarse. Las lluvias, el viento y las bajas temperaturas pueden afectar a las partes del cuerpo que son más sensibles. El rostro es una de esas zonas porque se expone a las inclemencias del tiempo y los agentes externos. Pero hay otras como proteger los labios ya que su piel es mucho más delicada y sensible.

El frío y el aire seco hacen que la piel de los labios pueda resecarse. Es una piel muy sensible ya que carece de glándulas sebáceas y pigmentos de melanina. Tampoco cuentan con una barrera natural, no tiene una película hidrolipídica y es normal que aparezcan los primeros síntomas. Las pequeñas fisuras, más o menos profundas, suelen ir acompañadas de piel muerta. Por eso desde Farmacia Payno queremos que sepas la mejor manera de proteger los labios del frío.

Recomendaciones para proteger tus labios del frío

  • Hidratación: es la principal medida para proteger los labios del frío. Lo primero es una dieta equilibrada que te ayude a estar hidratado por dentro y por fuera. Si pese a ello no consigue la hidratación que tus labios necesitan, hazte con un bálsamo o un protector. Es una tarea muy fácil de seguir ya que son elementos muy cómodos de llevar en cualquier parte para que nunca se te olviden.
  • Rutina: lo más recomendable para proteger los labios del frío es aplicar el protector labial dos veces al día. Antes de salir de casa por la mañana, para que te proteja al estar a la calle con las bajas temperaturas. Y lo más recomendable es emplearlo justo antes de acostarte. De esta manera tendrán tiempo suficiente para repararse durante el sueño sin que nada se interponga en sus efectos.
  • Beber agua: en invierno es normal que tengamos menos sed que en verano. Sin embargo, no puede ser una excusa ya que tu cuerpo necesita mantenerse hidratado. Aunque te cueste un poco más, recuerda beber también entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
  • Evita cambios de temperatura: a veces es imposible evitar todos los cambios bruscos de temperatura. Salir y entrar de comercios, del transporte público o de tu propia casa desde la calle es un gran cambio. Proteger los labios del frío es más fácil si eres previsor llevando un protector labial o cubriendo tus labios con un pañuelo o una bufanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *